43 Cuando Jeremías terminó de comunicarle al pueblo todo lo que el Señor su Dios le había encomendado decirles, Azarías hijo de Osaías, Johanán hijo de Carea, y todos los arrogantes le respondieron a Jeremías: «¡Lo que dices es una mentira! El Señor nuestro Dios no te mandó a decirnos que no vayamos a vivir a Egipto. Es Baruc hijo de Nerías el que te incita contra nosotros, para entregarnos en poder de los babilonios, para que nos maten o nos lleven cautivos a Babilonia.»
Así que ni Johanán hijo de Carea, ni los jefes militares, ni nadie del pueblo, obedecieron el mandato del Señor, de quedarse a vivir en el país de Judá. Por el contrario, Johanán hijo de Carea y todos los jefes militares se llevaron a la gente que aún quedaba en Judá, es decir, a los que habían vuelto para vivir en Judá luego de haber sido dispersados por todas las naciones: los hombres, las mujeres y los niños, las hijas del rey, y toda la gente que Nabuzaradán, comandante de la guardia, había confiado a Guedalías hijo de Ajicán, nieto de Safán, y también a Jeremías el profeta y a Baruc hijo de Nerías; y contrariando el mandato del Señor se dirigieron al país de Egipto, llegando hasta la ciudad de Tafnes.
En Tafnes, la palabra del Señor vino a Jeremías: «Toma en tus manos unas piedras grandes y, a la vista de los judíos, entiérralas con argamasa en el pavimento, frente a la entrada del palacio del faraón en Tafnes. 10 Luego comunícales que así dice el Señor Todopoderoso, el Dios de Israel: “Voy a mandar a buscar a mi siervo Nabucodonosor, rey de Babilonia; voy a colocar su trono sobre estas piedras que he enterrado, y él armará sobre ellas su toldo real. 11 Vendrá al país de Egipto y lo atacará: el que esté destinado a la muerte, morirá; el que esté destinado al exilio, será exiliado; el que esté destinado a la guerra, a la guerra irá. 12 Prenderáñ fuego a los templos de los dioses de Egipto; los quemará y los llevará cautivos. Sacudirá a Egipto, como un pastor que se sacude los piojos de la ropa, y luego se irá de allí sin inmutarse. 13 Destruirá los obeliscos de Bet Semes,o y prenderá fuego a los templos de los dioses de Egipto.” »
Desastre causado por la idolatría
44 La palabra del Señor vino a Jeremías para todos los judíos que habitaban en Egipto, es decir, para los que vivían en las ciudades de Migdol, Tafnes y Menfis,p y en la región del sur: «Así dice el Señor Todopoderoso, el Dios de Israel: “Ustedes han visto todas las calamidades que yo provoqué sobre Jerusalén y sobre todas las ciudades de Judá. Hoy yacen en ruinas, sin morador alguno, a causa de las maldades que cometieron. Ellos provocaron mi enojo al adorar y ofrecer incienso a otros dioses, que ni ellos ni sus antepasados conocieron. Una y otra vez les envié a mis siervos los profetas, para que les advirtieran que no incurrieran en estas cosas tan abominables que yo detesto. Pero ellos no escucharon ni prestaron atención; no se arrepintieron de sus maldades, sino que siguieron ofreciendo incienso a otros dioses. Por eso se derramó mi ira contra las ciudades de Judá; por eso se encendió mi furor contra las calles de Jerusalén, las cuales se convirtieron en desolación hasta el día de hoy.”
»Y ahora, así dice el Señor, el Dios Todopoderoso, el Dios de Israel: “¿Por qué se provocan ustedes mismos un mal tan grande? ¿Por qué provocan la muerte de la gente de Judá, de hombres, mujeres, niños y recién nacidos, hasta acabar con todos? Me agravian con las obras de sus manos, al ofrecer incienso a otros dioses en el país de Egipto, donde han ido a vivir. Lo único que están logrando es ganarse su propia destrucción, y convertirse en maldición y oprobio entre todas las naciones de la tierra. ¿Acaso ya se han olvidado de todas las maldades que cometieron sus antepasados, de las que cometieron los reyes de Judá y sus esposas, y de las que ustedes y sus esposas cometieron en Judá y en las calles de Jerusalén? 10 Sin embargo, hasta el día de hoy no se han humillado ni han sentido temor; no se han comportado según mi ley y mis preceptos, que les di a ustedes y a sus antepasados.”
11 »Por eso, así dice el Señor Todopoderoso, el Dios de Israel: “He decidido ponerme en contra de ustedes, para su mal, y destruir a todo Judá. 12 Tomaré al resto de Judá, que se empecinó en ir a vivir a Egipto, y todos perecerán allí; caerán a filo de espada, o el hambre los exterminará. Desde el más pequeño hasta el más grande, morirán de hambre o a filo de espada. Se convertirán en objeto de maldición, de horror, de imprecación y de oprobio. 13 Con hambre, peste y espada castigaré a los que habitan en Egipto, como castigué a Jerusalén. 14 No escapará ninguno del resto de Judá que se fue a vivir a Egipto, ni sobrevivirá para volver a Judá. Aunque deseen y añoren volver a vivir en Judá, no podrán regresar, salvo algunos fugitivos.” »
15 Entonces los hombres que sabían que sus esposas ofrecían incienso a otros dioses, así como las mujeres que estaban presentes, es decir, un grupo numeroso, y todo el pueblo que vivía en la región sur de Egipto, respondieron a Jeremías:
16 —No le haremos caso al mensaje que nos diste en el nombre del Señor. 17 Al contrario, seguiremos haciendo lo que ya hemos dicho: Ofreceremos incienso y libaciones a la Reina del Cielo,q como lo hemos hecho nosotros, y como antes lo hicieron nuestros antepasados, nuestros reyes y nuestros funcionarios, en las ciudades de Judá y en las calles de Jerusalén. En aquel tiempo teníamos comida en abundancia, nos iba muy bien y no sufríamos ninguna calamidad. 18 Pero desde que dejamos de ofrecer incienso y libaciones a la Reina del Cielo nos ha faltado todo, y el hambre y la espada están acabando con nosotros.
19 Y las mujeres añadieron:
—Cuando nosotras ofrecíamos incienso y libaciones a la Reina del Cielo, ¿acaso no sabían nuestros maridos que hacíamos tortas con su imagen, y que les ofrecíamos libaciones?
20 Entonces Jeremías le respondió a todo el pueblo, es decir, a los hombres y mujeres que le habían contestado:
21 —¿Piensan ustedes que el Señor no se acuerda, o no se daba cuenta de que ustedes y sus antepasados, sus reyes y sus funcionarios, y todo el pueblo, ofrecían incienso en las ciudades de Judá y en las calles de Jerusalén? 22 Cuando el Señor ya no pudo soportar más las malas acciones y las cosas abominables que ustedes hacían, su país se convirtió en objeto de maldición, en un lugar desértico, desolado y sin habitantes, tal como está hoy. 23 Ustedes ofrecieron incienso y pecaron contra el Señor, y no obedecieron su voz ni cumplieron con su ley, sus preceptos y estipulaciones. Por eso en este día les ha sobrevenido esta desgracia.
24 Jeremías le dijo a todo el pueblo, incluyendo a las mujeres:
—Escuchen la palabra del Señor todos ustedes, gente de Judá que vive en Egipto: 25 Así dice el Señor Todopoderoso, el Dios de Israel: “Cuando ustedes y sus mujeres dicen: ‘Ciertamente cumpliremos nuestros votos de ofrecer incienso y libaciones a la Reina del Cielo’, demuestran con sus acciones que cumplen lo que prometen. ¡Está bien, vayan y cumplan sus promesas, lleven a cabo sus votos! 26 Pero escuchen la palabra del Señor todos ustedes, gente de Judá que vive en Egipto: ‘Juro por mi nombre soberano —dice el Señor— que ninguno de los de Judá que vive en Egipto volverá a invocar mi nombre, ni a jurar diciendo: ¡Por la vida del Señor omnipotente! 27 Porque yo los estoy vigilando, para mal y no para bien. El hambre y la espada acabarán con todos los judíos que viven en Egipto. 28 Tan sólo unos pocos lograrán escapar de la espada y regresar a Judá. Entonces todo el resto de Judá que se fue a vivir a Egipto sabrá si se cumple mi palabra o la de ellos.’
29 » ”Ésta será la señal de que voy a castigarlos en este lugar, para que sepan que mis amenazas contra ustedes se habrán de cumplir —afirma el Señor—. 30 Así dice el Señor: ‘Voy a entregar al faraón Hofra, rey de Egipto, en poder de los enemigos que atentan contra su vida, tal como entregué a Sedequías, rey de Judá, en poder de su enemigo Nabucodonosor, rey de Babilonia, que atentaba contra su vida.’ ” »
Mensaje para Baruc
45 Ésta es la palabra que el profeta Jeremías le comunicó a Baruc hijo de Nerías, en el año cuarto del gobierno de Joacim hijo de Josías, cuando Baruc escribía en un rollo estas palabras que Jeremías le dictaba: «Así dice el Señor, Dios de Israel, acerca de ti, Baruc: “Tú dijiste: ‘¡Ay de mí! ¡El Señor añade angustia a mi dolor! Estoy agotado de tanto gemir, y no encuentro descanso.’
» ”Pues le dirás que así dice el Señor: ‘Voy a destruir lo que he construido, y a arrancar lo que he plantado; es decir, arrasaré con toda esta tierra. ¿Buscas grandes cosas para ti? No las pidas, porque voy a provocar una desgracia sobre toda la gente, pero a ti te concederé la posibilidad de conservar la vida dondequiera que vayas —afirma el Señor—. Ése será tu botín.’ ” »
Mensaje para Egipto
46 La palabra del Señor acerca de las naciones vino a Jeremías el profeta.
En cuanto a Egipto, éste es el mensaje contra el ejército del faraón Necao, rey de Egipto, que en el año cuarto del gobierno de Joacim hijo de Josías, rey de Judá, fue derrotado en Carquemis, junto al río Éufrates, por Nabucodonosor, rey de Babilonia:
«¡Preparen el escudo y el broquel,
y avancen al combate!
¡Ensillen los caballos,
monten los corceles!
¡Alístense, pónganse los cascos!
¡Afilen las lanzas, vístanse las corazas!
Pero ¿qué es lo que veo?
Sus guerreros están derrotados;
aterrados retroceden.
Sin mirar atrás, huyen despavoridos.
¡Cunde el terror por todas partes!
—afirma el Señor—.
El más veloz no puede huir
ni el más fuerte, escapar.
En el norte, a orillas del río Éufrates
trastabillan y caen.
»¿Quién es ése que sube como el Nilo,
como ríos de aguas agitadas?
Es Egipto, que trepa como el Nilo,
como ríos de aguas agitadas.
Dice Egipto: “Subiré y cubriré toda la tierra;
destruiré las ciudades y sus habitantes.”
¡Ataquen, corceles!
¡Carros, avancen con furia!
¡Que marchen los guerreros!
¡Que tomen sus escudos
los soldados de Cus y de Fut!
¡Que tensen el arco
los soldados de Lidia!
10 »Aquel día pertenece
al Señor, al Señor Todopoderoso.
Será un día de venganza;
se vengará de sus enemigos.
La espada devorará hasta saciarse;
con sangre apagará su sed.
En la tierra del norte,
a orillas del río Éufrates,
el Señor, el Señor Todopoderoso,
realizará una matanza.r
11 »¡Virginal hija de Egipto,
ve a Galaad y consigue bálsamo!
En vano multiplicas los remedios;
ya no sanarás.
12 Las naciones ya saben de tu humillación;
tus gritos llenan la tierra.
Un guerrero tropieza contra otro,
y juntos caen por tierra.»
13 Ésta es la palabra del Señor, que vino a Jeremías el profeta cuando Nabucodonosor, rey de Babilonia, vino para atacar el país de Egipto:
14 «Anuncien esto en Egipto,
proclámenlo en Migdol, Menfiss y Tafnes:
“¡A sus puestos! ¡Manténganse alerta!
¡La espada devora a su alrededor!”
15 ¿Por qué yacen postrados tus guerreros?
¡No pueden mantenerse en pie,
porque el Señor los ha derribado!
16 Tropiezan una y otra vez,
se caen uno sobre otro.
Se dicen: “¡Levántate,
volvamos a nuestra gente,
a la tierra donde nacimos,
lejos de la espada del opresor!”
17 Allí gritan: “¡El faraón es puro ruido!
¡el rey de Egipto ya perdió su oportunidad!”
18 »¡Vivo yo! —declara el Rey,
cuyo nombre es el Señor Todopoderoso—:
Como el Tabor, que sobresale de entre los montes,
y como el Carmelo, que se erige sobre el mar,
así será el enemigo que viene.
19 Tú, que habitas en Egipto,
prepara tu equipaje para el exilio,
porque Menfis se convertirá en desolación,
en una ruina deshabitada.
20 »Novilla hermosa es Egipto,
pero viene contra ella un tábano del norte.
21 Los mercenarios en sus filas
son como novillos cebados;
también ellos se vuelven atrás;
todos juntos huyen sin detenerse,
porque ha llegado el día de su ruina,
el momento de su castigo.
22 Egipto huye silbando como serpiente,
pues el enemigo avanza con fuerza.
Se acercan contra ella con hachas,
como si fueran leñadores;
23 por impenetrables que sean sus bosques,
los talan por completo
—afirma el Señor—.
Más numerosos que langostas,
son los leñadores;
nadie los puede contar.
24 Egipto la hermosa será avergonzada
y entregada a la gente del norte.»
25 El Señor Todopoderoso, el Dios de Israel, dice: «Voy a castigar a Amón, dios de Tebas,t a Egipto, a sus dioses y reyes, al faraón y a los que en él confían. 26 Los entregaré al poder de quienes atentan contra su vida, al poder de Nabucodonosor, rey de Babilonia, y de sus siervos. Luego Egipto será habitada como en los días de antaño —afirma el Señor—.
27 »Pero tú, Jacob siervo mío, no temas;
no te asustes, Israel.
Porque te salvaré de un lugar remoto;
y a tu descendencia, del destierro.
Jacob volverá a vivir en paz;
estará seguro y tranquilo.
28 Tú, Jacob, siervo mío, no temas,
porque yo estoy contigo —afirma el Señor—.
»Aunque aniquile a todas las naciones
por las que te he dispersado,
a ti no te aniquilaré.
Te corregiré con justicia,
pero no te dejaré sin castigo.»

ñ 43:12 Prenderá (LXX, Siríaca y Vulgata); Prenderé (TM).
o 43:13 En hebreo, Bet Semes significa casa del sol; posible alusión al templo del sol o a la ciudad de Heliópolis.
p 44:1 Menfis. Lit. Nof.
q 44:17 Reina del Cielo. Nombre de una diosa.
r 46:10 realizará una matanza. Lit. tiene un sacrificio.
s 46:14 Menfis. Lit. Nof; también en v. 19.
t 46:25 Amón, dios de Tebas. Lit. Amón de No.

International Bible Society. (1979). Nueva Versión Internacional. (Jr 43.1-46.28). East Brunswick, NJ, USA: Sociedad Bı́blica Internacional. 

 
Comentarios

  • Nombre:
  • Correo:
  • Comentario:
  •  
Sabemos que es responsabilidad de todos conocer y mantenernos en la Palabra de Dios

(2 Timoteo 2:15-16). Pero sabemos que no es una tarea fácil así que bienvenido :) Entre todos nos animaremos a leer la Biblia a lo largo del año!



Hemos dispuesto un foro de preguntas y respuestas que ponemos a tu disposición aqui.
¡Bienvenido!


Jorge A. Salazar (Ene 1, 2014 - 0:01 am)

gracias por abrir este foro!!! sera de mucha ayuda pero como es que estas personas vivian tantos años..????

nayeli (Jan 2, 2014 - 6:54 pm)

Hola Nayeli, que bueno que estés leyendo la Biblia con nosotros. En respuesta a tu pregunta hay varias teorías; la más aceptada dice que antes del diluvio había una capa de agua que cubría la tierra (la hidrósfera) misma que bloqueaba mucha de la radiación que ahora recibimos y creaba un efecto invernadero con las condiciones ideales para vivir (Génesis 1:6-7).

Después del diluvio esa agua cayó sobre la tierra y las condiciones cambiaron, por ello es que vemos largas vidas antes del diluvio y no tan largas después (Gen. 7:11).

Otra teoría habla acerca del código genético de Adán y Eva que poco a poco fue corrompiéndose debido al pecado lo que hizo al ser humano más susceptible a las enfermedades.

Espero te sea de utilidad esta respuesta. ¡Bendiciones!

Jorge A. Salazar (Jan 2, 2014 - 8:12 pm)

NO ES PECADO LO QUE HICIERON ESTAS DOS MUJERES HIJAS DE LOT???????

NAYELI (Jan 6, 2014 - 6:42 pm)

Así es Nayeli, fue pecado y trajo graves consecuencias a sus vidas. Más adelante verás que los moabitas y los amonitas fueron enemigos del pueblo de Dios y el juicio de Dios vino sobre ellos con gran fuerza.

Me resulta interesante también notar que la Biblia nos pone a la gente tal y como es; con sus pecados y sus defectos, nunca nos pinta todo color de rosa. Dios nos conoce con todas nuestras virtudes y todas nuestras faltas. No porque aparezca en la Biblia o porque grandes hombres y mujeres de Dios hayan hecho algo es licencia para repetirlo.

Espero te sea de bendición,


Jorge A. Salazar (Jan 6, 2014 - 8:41 pm)

En números 4:6 Dios le dijo a Moisés que cuando los israelitas entraran en marcha de batalla Aaron y sus hijos debían cubrir el arca con piel de Delfín y un paño púrpura, mi pregunta es: cual es el significado y la importancia de la piel del delfín para que Dios la escogiera y ordena que el arca fuera cubierta con ella...

Carlos Silva (Jan 6, 2014 - 9:14 pm)

Hola Carlos y gracias por tu pregunta. En ese pasaje en particular, así como en el Éxodo se utiliza la palabra hebrea takhash cuyo significado exacto es difícil determinar. Se ha traducido como piel de tejón, de delfin, de cabra, de marsopia o vaca de mar. Lo más probable es que se refiera a una "piel fina" basados en el egipcio ths.

El propósito de esta cubierta era proteger el arca de los elementos y ocultarla de la vista. Tanto el arca (símbolo del trono de Dios) como el lugar santo estaban "velados" a los hombres (estábamos separados por un velo de la presencia de Dios) el cual fue eliminado por el sacrificio de Cristo en la cruz gracias a lo cual podemos acercarnos confiadamente al trono de su gracia (Hebreos 4:16).

Bendiciones,


Palabras de Vida (Jan 7, 2014 - 6:59 am)

confusion..!! ayuda!! =) issac se vino casando con su prima????!! y abraham tenia concubinas osea otras mujeres ademas de su esposa porque dios permitia eso antes.

NAYELI (Jan 9, 2014 - 5:25 pm)

En realidad no era su prima, sino la hija de su primo hermano Betuel, que a su vez era hijo de Milca y Najor, el hermano de Abraham (su padre).
Más adelante veremos como un hijo de Isaac y Rebeca (Jacob) se casa con Raquel y Lea, ellas sí son sus primas hermanas, hijas de Laban, el hermano de Rebeca.

Al leer esto en pleno siglo XXI nos escandalizamos en el contexto cultural en que vivimos en occidente, sin embargo en la antigüedad no solo era común casarse entre parientes sino que en muchos casos era preferible, como el que leemos en el Génesis. Si nos vamos al principio de la creación, aunque la Biblia no nos lo dice de forma explícita, es lógico pensar que los hijos de Adán y Eva se casaron entre sí, de otro modo no se hubiera cumplido la tarea que Dios les dio de crecer y multiplicarse y llenar la tierra.

En cuanto a la bigamia y poligamia, la Biblia es clara en que el matrimonio debe ser entre un hombre y una mujer desde Génesis 2:4. Jamás habla de dos o más mujeres ni hombres como el objetivo o el propósito de Dios, sin embargo, sí nos relata las prácticas de aquellos hombres y mujeres que vivieron con varias esposas. Salomón tuvo 700 esposas y 300 concubinas (esposas de menor rango). Sin embargo la Biblia específicamente prohibía a los reyes tener tantas esposas (Deut. 17:14-20) y lo que es más, nos habla claramente del estándar de Dios en 1 Timoteo 3:2,12 y Tito 1:6, que es que el hombre tenga una sola mujer.

Bendiciones,


Palabras de Vida (Jan 9, 2014 - 8:33 pm)

TAMBIEN EN RESPUESTA A LA PREGUNTA DE ACERCA DE COMO ESAS PERSONAS VIVIAN TANTO, TAMBIEN SE DEBE AL PLAN DE ALIMENTACION QUE LLEVABAN DEBIDO A QUE EL PLAN ORIGINAL DE DIOS ERA COMER LOS FRUTOS COMO DICE EN GENESIS PERO DESPUES DEL DILUVIO SE PERMITIO EL CONSUMO DE CARNE LO QUE DISMINUYO GRANDEMENTE LA CALIDAD DE VIDA.

DENIS (Feb 12, 2014 - 11:20 am)

DONDE DICE: Dieciséis mil mujeres, de las cuales se entregaron treinta y dos como contribución al Señor. Quiiere decir que las sacrificaron?? porque mataron a los niños madianitas pobres! =(

NAYELI (Feb 27, 2014 - 6:21 pm)

Hola Nayeli, la cita a la que haces referencia en Números 31:40 no quiere decir que hicieran sacrificios humanos al Señor. De lo que habla es que se le entregaba una parte del botín al sacerdote Eleazar, quien estaba a cargo de las cosas del Señor. En aquellos tiempos, e incluso en tiempos de los romanos, la esclavitud era parte de la vida cotidiana y muy distinta al concepto de esclavitud que tenemos en la actualidad.

En la Biblia Dios nunca ha exigido un sacrificio humano a excepción de la prueba de fe sobre Abraham cuando Dios le pide que ofrezca a su hijo como sacrificio, en el mismo monte donde años después Dios mismo ofrecería a su propio hijo, Jesucristo, como sacrificio por nuestros pecados.


Palabras de Vida (Mar 3, 2014 - 10:44 am)

Plan de Lectura Bíblica

Este es un plan de lectura Bíblica en el que el libro y el pasaje ha sido ordenado cronológicamente, es decir en el órden en el que fueron sucediendo los eventos. Por ejemplo, te encontrarás que algunos de los Salmos los leeremos junto a los acontecimientos a los que se refieren.
¡Bienvenido!



A través de las Escrituras

Enero

Febrero

Marzo

Abril

Mayo

Junio

Julio

Agosto

Septiembre

Octubre

Noviembre

Diciembre


Descarga el plan de lectura completo